lunes, 2 de julio de 2018

ÁNIMAS BENDITAS

Fantasmas de otros tiempos me rodean,
me acosan,
me susurran al oído dulces recuerdos...
amargos recuerdos.

Los siento atravesar mi cuerpo,
cansado, devastado
y me entrego a ellos mansamente
cayendo en una somnolencia benigna.

Sombras luminosas de otras épocas,
germinan fecundas en mi fatigado corazón.
Mis lágrimas no las confunden,
las orientan hacia mi dolor.
Fantasmas, sagrado ungüento
que liban mis cicatrices.

Fantasmas de otros tiempos,
ánimas benditas encarnadas en mi alma,
¡devuélvanme la sonrisa que hace tanto perdí!